CRITICAS Y RESEÑAS

CRITICAS Y RESEÑAS
Teatro, Danza, Opera, Cabaret y Circo

domingo, 10 de febrero de 2019

Teatro-Clásico


Todas hieren y una mata”. Teatro Fernán Gómez. Hasta el 24 de febrero
Dentro del ciclo “Miradas al Siglo de Oro”, se presenta esta obra con texto original de Álvaro Tato que supone la primera comedia en verso del siglo XXI. La compañía Ay Teatro, con Yayo Cáceres, Álvaro Tato y Emilia Yagüe, producen este espectáculo que traslada a los personajes a un viaje entre el siglo XXI y XVII abordando temas como el paso del tiempo, el amor, el deseo y la libertad de la mujer.
La obra cuenta la historia del galán don Daniel y su criado Pico, ambos perseguidos por el corregidor tras escapar de la casa de la joven Aurora, que se topan con una bruja en el bosque que les salva con sus hechizos para viajar en el tiempo. En sus viajes temporales intentarán ganarse el amor de Aurora, la cual guarda en secreto que es una dama lectora con una biblioteca enterrada en su jardín. Ambos protagonistas llegarán al siglo XXI donde una misteriosa profesora intentará ayudarles en su cometido.
La compañía Ay Teatro es el nuevo proyecto teatral del director de escena y músico Yayo Cáceres, el poeta y dramaturgo Álvaro Tato y la productora y distribuidora Emilia Yagüe. En este montaje, que vivirá su estreno absoluto en la Sala Guirau, unen los temas nuevos y temas viejos con un trasfondo mágico de saltos temporales entre el Siglo de Oro y la actualidad.

Teatro-Drama

“La pasión de Kierkegaard”. Teatro Lagrada. Hasta el 17 de febrero.
La Pasión de Kierkegaard” es el ejemplo perfecto de la lucha del individuo contra el sistema. Hoy el individuo carece de autonomía propia. Somos células parásitas de un cerebro cibernético formado por redes sociales... Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, YouTube etc. No decidimos por nosotros mismos, dependemos de una conciencia colectiva. Kirkegaard y Alfredo se rebelan y gritan a la oscuridad...”Cuanto tiempo se  tarda, amigos míos, en llegar a ser persona”.

He sido feliz al apreciar como Alfredo, debate su ansia de vida, con Kierkegaard, el filósofo  de la realidad humana.  Escucharlos debatir, es una necesidad tan útil,  como pensar.  Ver a  Kierkegaard llorar, me hace lamentar, la razón, de que urbanitas como nosotros, no aprendiéramos a llorar.

Gracias al buen Kierkegaard, por la paciencia que ha tenido en facilitarme la posibilidad de intentar conocerle y apreciar,  que todo ser humano, siempre tendrá, el dolorido sentir existencialista,  que Kierkegaard vivió y analizó en  vida.
A lo largo de más de cincuenta años, la curiosidad  me llevó a aproximarme a seres como Freud, Mussolini, la Reina Isabel, Santa Teresa, Picasso, Medea y Ouka Leele (Bárbara Allende)… mi osadía la he pagado cara, pero a mis años, me siento feliz de al menos, haber intentado saber el porqué y el cómo, de estos seres que fueron lo que el destino les obligó a ser.
Hoy es Soren Kierkegaard, el que me animó a llamar a su puerta para llevarle al teatro. Ha sido un atrevimiento para un independiente como yo, que apenas acepta las reglas convencionales del teatro. Mi escuela es, el payaso Charlie Rivel y su minimalismo… una silla, un paraguas y un actor.
La suerte me facilitó trabajar con Víctor Rivas, que durante tres meses me fue asombrando con su creatividad actoral. Nacido para ser actor de ley, puedo decir que verle creer y crecer, letra a letra a Soren Kierkegaard y al personaje de Alfredo, ha sido en mi vejez, una reafirmación de que el teatro puede ser, no solo reflejo de nosotros mismos, si no también, verdad, incendio y Humanidad.






Teatro-Drama


“Gilgamesh”. Teatro Fernán Gómez. Hasta el 3 de marzo.
El dramaturgo español Alex Rojo es el responsable de la dramaturgia y dirección de este montaje que supone una adaptación del poema de "Gilgamesh", la obra literaria mesopotámica más antigua conocida. Un poema que aborda los deseos más profundos del hombre, el sentido de la vida y la muerte, la espiritualidad y el destino, en una alegoría para adentrarse en el abismo del tiempo y la palabra para iniciar un viaje a través de las imágenes y figuras retoricas del subconsciente colectivo.
El pueblo de Uruk que vive bajo la tiranía del Rey semi legendario Gilgamesh, implora a los dioses que envíen un salvador que los libere de su dominio. De esta manera surge Enkidu, un ser con la misma fuerza que Gilgamesh. A pesar de que Gilgamesh es vencido por Enkidu, ambos se hacen amigos e inician un viaje para buscar la gloria donde se enfrentan a criaturas mitológicas y desafían a los dioses. A modo de cadistigo, los dioses hacen enfermar a Enkidu, y Gilgamesh aterrado por su propia mortalidad inicia la búsqueda de su antepasado Utanapisthim para que le revele el secreto de la inmortalidad.
El poema de “Gilgamesh” es la obra literaria mesopotámica más antigua conocida con gran importancia en las disciplinas de la antropología y la lingüística. Es, asimismo, uno de los hallazgos arqueológicos más importantes del siglo XIX por Sir Henry Layard, que posteriormente fue traducida por el asiriólogo George Smith. Los expertos en Mesopotamia lo consideran como el primer héroe trágico. El tema central gira en torno al tratamiento de la vida y la muerte en forma poética.

Musical


“El sueño de una noche de verano”. Teatro de la Zarzuela. Hasta el 10 de febrero.
El Teatro de la Zarzuela presenta una nueva adaptación libre de la famosa comedia musical de William Shakespeare “Sueño de una noche de verano”. Se trata de un grandioso espectáculo que cuenta con la música de Joaquín Gaztambide y la dirección de escena del italiano Marco Carniti. Además, cuenta con la participación de la Orquesta de la Comunidad de Madrid y el Coro Titular del Teatro de la Zarzuela.
Esta comedia, considerada como uno de los grandes clásicos de la literatura universal, describe los líos amorosos de Herminia y Lisandro, quienes se escapan de Atenas para poder casarse. Pero los reyes de las hadas, Oberón y Titania, también han discutido y mediante el jugo de una flor mágica, el rey trata de volver a enamorar a su esposa con infortunadas consecuencias.
Sin embargo, la función también incorpora otros personajes famosos de distintas obras del dramaturgo inglés, como Fálstaf u Olivia, así como la aparición del propio Shakespeare.
Es una gran producción del Teatro de la Zarzuela, que solo se lo puede permitir una entidad pública, como ésta, o una gran productora privada. Los cantantes protagonistas están que se salen: las dos sopranos son de primera línea y en cuanto al barítono, éste nos regala una voz envolvente y unas cualidades dramáticas cómicas muy a tener en cuenta. La música es bonita y el argumento –en el segundo acto, un pelín farragoso-, divertido y ocurrente. La escenografía, propia de una gran ópera romántica y el vestuario, de lujo. No se la pierdan: no es una obra muy habitual en el repertorio musical-operístico, pero merece la pena…

Teatro-Drama


El jardín de los cerezos”. Teatro Valle-Inclán. Hasta el 31 de marzo.
El dramaturgo y director teatral español Ernesto Caballero produce, junto con la ayuda del Centro Dramático Nacional, la última de las piezas más emblemáticas del autor ruso Antón Chéjov, “El jardín de los cerezos”. La función que nos ocupa cuenta con la participación de importantes actores como Carmen Machi, Tamar Novas, Secun de la Rosa o Karina Garantivá, entre otros.
Se trata de una comedia compuesta por cuatro actos en donde se satiriza la decadente aristocracia rusa de finales del siglo XIX. De esta manera, el relato narra las desdichas de una noble familia que se encuentra en la más absoluta ruina. Para hacer frente a las deudas debe vender parte de su hacienda. Así, cuando su famoso jardín de los cerezos está a punto de ser subastado aparece un comerciante con la intención de ayudarles proponiéndoles convertir la finca en un centro vacacional.